La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

Terror de supermercado

Nota: este restaurante cerró en mayo de 2016.

 

Gigi's Wine Market

Usaquén

Calle 118 # 5 - 63

Comida italoamericana, bar


La sazón: 3,3

La atención: 3,6

La ambientación: 4

La relación precio/calidad: 3,2


Precio promedio por persona: 40 - 50 mil

 


Conozco Gigi's desde que lo abrieron hace unos años y lo adoraba, pero luego de numerosas malas experiencias (demora, mala atención, platos crudos, etc.) dejé de ir, hasta un día de Brunch en el que todo salió perfecto. Decidí, entonces, darle otra oportunidad y escribir una reseña, así que fui al original, en Usaquén.


P y yo estábamos famélicas desde temprano, así que llegamos a las 6:30 de la tarde (y eso que habíamos intentado hacer roña). Definitivamente, el lugar es precioso. El color rojo es muy llamativo y agradable, el lugar es espacioso y de techos altos y, total, es muy moderno y descomplicado. La música tiene el volumen perfecto y el ambiente realmente invita a hablar y a reírse sin pena.

Lee también La Puerta de Alcalá: No me toreen

El sitio me encantamenos por los televisores porque, díganme viejita si quieren, creo se pierde un poco la idea de compartir tiempo con los demás. Además, no saben lo mucho que me emboban las pantallas: ese montón de lucecitas moviéndose me perturban y no puedo dejar de mirarlas sin darme cuenta. Igualmente, Gigi’s no es un sports-bar, ni nada; creo la televisión choca con el resto de la atmósfera que se intenta crear.

 

Ya pasada la sorpresa de las pantallas, nos trajeron el pan de cortesía: calientito, ligero y con una corteza de parmesano y orégano deliciosa. De bebida, pedí un Tanqueray ten que salía en la carta de Cocteles –venía con té y que tales­–, pero creo que me entendieron mal y trajeron un gin tonic normal, con tónica ginger ale y tanqueray (20,000): nada del otro mundo, aunque un poco costosa. P pidió una copa de vino rojo Pérez Cruz (18,000), ya que le hicieron escoger entre solo dos opciones (momento, ¿no se supone que es un mercado de vinos?) y que nos decepcionó, no por el sabor porque en realidad estaba bueno, sino por el minúsculo tamaño de la porción. Creo que vale la pena aclarar, y muchos conocidos me lo han dicho, que Gigi’s ya no vende vinos a precios de supermercado, como tanto anuncian.

 

Decidimos pedir dos platos para compartir. El primero de ellos fue la Pizza Gigi's (26.000) que viene con champiñones, prosciutto y rúgula: es de masa delgada y, en términos generales, es una pizza rica, pero no es nada del otro mundo y, a decir verdad, es poco memorable.

 

 

El segundo fue el Risotto de carne y tocineta (36.000). Ya deben saber que el risotto es mi plato favorito y tiendo a ser muy exigente. Voy a hacer una primera observación: ¿por qué hay un cracker de plátano de decoración? No tiene que ver con nada de nada. Siguiendo con el sabor, de verdad tenía un gran sabor a tocineta ahumada y la espesura del plato estaba en su punto; sin embargo, los trozos de carne se nota que no eran de la mejor calidad y, además, venían en tamaños monstruosos.

 

No hay carta de postres, entonces el mesero nos mencionó los que había disponibles; de ellos, escogimos el Pecan pie (12.000). Este Pecan pie era de fábrica industrial, nada especial; tieso, insulso, con una desabrida bola de helado encima. Podríamos decir que, ahora, la relación entre Gigi’s y los supermercados es que compran sus postres allí.

 

Ya les conté que P y yo llegamos bien temprano, y la atención nos pareció espléndida: nos dimos cuenta después que era porque sólo había otra mesa ocupada. A eso de las 7:30, cuando había más de cinco grupos en el lugar –¡y eso que solo cinco!–, los meseros empezaron a enloquecer y la atención se volvió desastrosa. Tuvimos que esperar y llamarlos mucho tiempo para cualquier cosita. 

 

No sé qué decir, muchachos. Esta es probablemente una de mis reseñas más terminantes, pero Gigi’s me ha defraudado en demasiadas ocasiones. Es muy costoso para lo que actualmente brinda y nunca quedo satisfecha con la atención o la comida. 

 

 

Calificaciones de los otros comensales

 

P: 3,9

    

 

Tips viejecitos

 

  • Vámonos pa’ Archie’s.

 

Please reload