La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

When I cannot sing my heart

Julia 

Usaquén, Zona G y Zona Rosa 

Calle 119B # 6 - 31 / Cra. 5 # 69A - 19 / Calle 85 # 12 - 81

Comida italiana
 

La sazón: 4,4

La atención: 3,4

La ambientación: 3,8

La relación costo/beneficio: 2,8
 

Precio promedio por persona: 40 - 50 mil
 

Lo que más me gusta de Julia es que me recuerda a los pequeños restaurantes neoyorquinos que exhiben sus espacios con ventanas enormes y puertas de vidrio. Este restaurante ya cuenta con tres locales diferentes, todos muy parecidos: estrechos y con pocas mesas. Las luces bajas y el jazz de fondo vuelven a Julia un lugar atractivo y ameno.

 

Fui a su sede de Usaquén un domingo en la noche y para mi sorpresa estaba bastante lleno: nos tocó en la incómoda mesa frente a la puerta. Queríamos compartir un par de platos con C y como ninguna ensalada nos llamó la atención —muy costosas para lo que ofrecen— nos fuimos por los antipasti y las pizzas.

 

 

Pero antes, las bebidas. Yo me pedí una Grolsch (12.000) y C quería un chardonnay. Si Julia no presumiera de ser una enoteca realmente no le exigiría tanto, pero ese no es el caso. La chica nos dijo que sólo podía brindarnos la mezcla de pinot grigio y chardonnay de Le Rime (copa 12.500) que es ácido y seco. Además cuando llegó estaba al clima, muy tibio para ser vino blanco.

Lee también Madre: La reina de la casa

La Carciofi Fonduta (19.600) me pareció grasosa, pesada y salada en exceso, y el fuerte sabor de la espinaca opacaba a los demás; pero el pan que la acompañaba me mató: delgado, blandito y de aromas sutiles. Por otro lado, las Anchoas blancas (17.500) me embelesaron con su pulpa compacta y la increíble combinación del vinagre de vino blanco y el peperoncino.

 

 

En la Pizza Prosciutto (32.000) se pueden percibir de inmediato la excelencia y frescura de los ingredientes: el prosciutto y el parmesano están perfectamente madurados y gozan de inmenso paladar; la rúgula es crocante y de tenue amargura; su masa está en el punto, acolchonada, ligera y crocante, y su base de tomate oscila entre dulce y salado: es simplemente la mejor. De postre nos decidimos por la Pizza con Nutella (9.500) que yo recordaba absolutamente deleitosa y, aunque estaba rica, la sentí seca y simplona. 

 

 

Antes me parecía que Julia era un excelente restaurante pero creo que han disminuido su calidad y empeño, demostrando que más no siempre es mejor. No obstante, creo que su pizza es una de las más agradables que se encuentran en la ciudad, así que no dejen de probarla. Julia está bien para una cita informal o unos bocados agradables con amigos.

 

Calificaciones de los otros comensales

 

C: 4,4 "Entró en lo convencional. Es rico, pero no hay mayor esfuerzo o innovación."

 

Tips viejecitos

  • Si van a ir en fin de semana, reserven porque es pequeño y se llena mucho.

  • Intenten no hacerse al lado de la puerta de noche: siempre que alguien sale, el frío es espantoso. 

  • Las ensaladas son mejores si se le agregan adiciones. 

 

Please reload