La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

Mueve tu puerco

La Xarcutería

Parque de la 93

Cra. 12 # 93 - 43

Comida americana
 

La sazón: 5

La atención: 2,8

La ambientación: 4

La relación costo/beneficio: 4,3
 

Precio promedio por persona:  30 - 35 mil

 


Al entrar se ven diferentes texturas, paredes de ladrillos, mesas y sillas de madera y piso de baldosa de ajedrez. La Xarcutería es otro restaurante con la decoración que está de moda en Bogotá: descomplicado, estilo bodega, pero organizado, pulcro y cómodo. Una de las cosas que más me gusta de este lugar es que casi todo es elaborado y producido por ellos mismos y el resto son productos locales y artesanales frescos.
 

Empezamos la noche con unos coctelitos: C, un Gin & tonic normal (de Hendricks y Fever tree, que lo hace más caro, 23.000) y yo, un Gin & tonic La Xarcutería (21.000) que viene con ginebra, chartreuse,  feijoa y limotónica; me gustó mucho, era burbujeante y sutil. Luego, para picar, pedimos las Croquetas de pastrami con salsa dijon y choucrute (11.000): el apanado era delgadito y, dentro, la consistencia de la masa del pastrami era suave –admírenlo en esta foto–, eso sí, es un plato bastante particular, fuerte y ahumado. La choucroute estaba más bien flojita, pero la dijon era agradable, delicada y complementaba magníficamente las croquetas.
 

 

Luego, decidimos compartir el Sándwich Korean Fried Chicken con Cole Slaw (24.000) y una Bacon Cheeseburger con Papas fritas (27.000). Ambos platos venían con encurtidos encima (según yo, eran zanahoria y mango) que me parecieron un abrebocas bastante divertido.

Lee también Black Bear: ¡Qué oso!

 

El sándwich es muy bueno, la preparación del pollo me parece innovadora y es probablemente una de las carnes más ricas que he comido; es crujiente pero sin perder la contextura del pollo y tiene un picantico agridulce que hace agua la boca. El cole slaw combina perfecto con este plato porque tiene poco sabor y refresca.

 

En cuanto a la hamburguesa, la adoré. En el menú se explica que muelen su carne a diario, razón por la que esta hamburguesa no es para nada masacotuda (como muchas otras) sino que se puede sentir perfectamente la textura de la carne, además, es tan de alta calidad que ¡el chef la recomienda a temperatura ¼! Las papas, cortadas a mano diariamente, son muy crocantes  y vienen con una mayonesa hecha en casa que le gana a cualquier otra que ustedes hayan probado en sus vidas.

 

 

Terminamos con el Chipwich (6.000), que es básicamente helado entre dos galletas. Al principio, la galleta me pareció un poco arenosa y me sabía a Tosh, pero luego me fue gustando el sabor integral-chocolatoso.

 

La Xarcutería ganó el año pasado el Premio La Barra a Mejor Restaurante Rápido Casual. No sé si con esto se refieren a que el restaurante ganó accidentalmente el premio, de improviso, o, más bien, a la palabra “casual” en inglés (que, en español, se dice informal). Al día de hoy, se han tomado tan en serio su premio que los meseros son excesivamente informales: hablan duro, echan chistes (sexistas, encima) y se ríen estruendosamente. No hay manera de escapar de esto porque el lugar es pequeño y cualquier comentario se alcanza a escuchar.  

 

Me atrevo a decir que La Xarcutería es uno de los restaurantes con mejor comida (tanto en sabor como en calidad) de Bogotá y creo que los precios son bastante justos. Sin embargo, creo que los meseros abusan del ambiente relajado que propone este sitio y rayan en lo irrespetuoso.

 

Calificaciones de los otros comensales

C: 4,7

    

Tips viejecitos

  • Recomiendo pedir el Korean Fried Chicken completo, en vez del sánduche. Es más fácil de comer y la porción es muchísimo más grande.

  • ¡Prueben los cocteles! Valen muchísimo la pena.

 

 

Please reload