La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

Casita de muñecas

Nota: este lugar cerró sus puertas en 2016.
 

Pasta House 

Usaquén 

Calle 118 # 6A - 24

Comida italoamericana 
 

La sazón: 3,2

La atención: 4,1

La ambientación: 4,2

La relación costo/beneficio: 4,4
 

Precio promedio por persona: 20 mil 
 

Les voy a ser muy sincera: había visto hace unos meses el letrero de neón rosado de Pasta House y me pareció poco atractivo. Pero un día, tomaba mi café mientras leía el periódico matinal y vi un artículo que hablaba de lo hermoso que era el sitio y los buenos precios que tenía. Tal vez había juzgado muy pronto, sin fundamento, así que decidí conocerlo.
 

Y es cierto, cuando entré, mis expectativas cambiaron. Es como una casita de muñecas: colorido, lleno de flores, pequeñas repisas y sillas bonitas. Una señora nos hizo seguir y un jovencito muy cortés nos esperaba en el segundo piso para ubicarnos. Pasta House se divide en tres: el primer piso, con unos cuantos sofás y la recepción; el lado izquierdo del segundo piso, con la cocina abierta, horno de leña y mesas; y el lado derecho, de solo mesas. Nos decidimos por el último.
 

El mesero nos ofreció a D y a mí una Copa de vino rosé de verano (9.400) fría, dulce, con un toque ácido y burbujeante, excelente para ese día tan soleado. Cuando llegaron los demás, no resisiteron la tentación y también pidieron la misma bebida.

 

J pidió de entrada una Sopa de tomate (8.500) que nos gustó mucho: ahumada y espesa, con trocitos de tomate fresco y puerro tostado. Y de fuerte, la Lasagna bolognesa con mozarella y parmesano (17.500) que estaba al dente y tenía un sabor delicioso a carne y tomate. Eligió muy bien, aplausos para él.

 

 

V escogió los Cannelloni de ricotta y espinaca (17.500) que, la verdad, tenían una pésima presentación. La salsa estaba de buen sabor pero era líquida y tenía ajo en exceso y, encima, a la pasta le faltaba cocción. En definitiva, no fue uno de los favoritos. D pidió el Spaghetti con camarones, pesto, tomates cherry y nueces (21.800) que estaba apenas aceptable. Aunque los camarones estaban en su punto y el pesto era espectacular, la pasta estuvo muy seca y le faltaba sal.

 

Lee también Casa Rampini: Vinos y viandas

A mí se me ocurrió pedir una Pizza frutos del mar (21.400) y no tengo idea por qué. Para mí son dos comidas que no combinan y, aún sabiendo eso, la escogí. La masa de la pizza era crocante y todos los ingredientes, aunque escasos, me parecieron de buena calidad, frescos. Evidentemente, ese plato no es para nada lo mío entonces no me encantó. Acompañé mi pizza con un vino tinto de verano (9.400) que es un poco más fuerte que el rosé pero igual de espectacular.

 

 

Tengo sentimientos encontrados con este lugar. La atención es buena y diligente, ofrecen buenos productos a bajo precio y la decoración del lugar es preciosísima. Sin embargo, creo que no es el lugar si uno busca preparaciones especiales; Pasta House es más para tomarse unos vinitos y picar en la tarde. 

 

Calificaciones de los otros comensales

D: 2

J: 3,8

V: 3,8

 

Tips viejecitos

  • Vi a muchas familias entrar acá. Probablemente sea un buen sitio para invitar a un grupo grande de personas y almorzar barato.

  • Si usted está en Usaquén con hambre y escaso de dinero le aconsejo entrar acá, en vez de ir a McDonald’s o Burger King. 

     

 

Please reload