La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

A mal tiempo, buen café

Nota: este restaurante cerró sus puertas en 2017

 

Più Caffé

Parque de la 93

Carrera 12 # 93 - 11

Local de café, comida italiana
 

Puntuación: 4,8


Precio promedio por persona: 25 - 30 mil pesos
 

Più es uno de los locales más lindos que he conocido: ser pequeño no le resta elegancia ni detalle a su decoración. Desde que uno llega se siente en un lugar feliz, con magia. Su cocina es italiana y, además, son los representantes del famoso café Lavazza en Colombia.
 

 

Tuvimos la oportunidad de probar el Almuerzo del día (24.000) que viene con sopa, fuerte, ensalada, pan y jugo. Si me lo preguntan, creo que es una ganga para la zona: por la 93 he conocido numerosos lugares de comida rápida y mediocre con precios parecidos.

 

El menú de ese día comenzaba con una Crema de cebolla. Como no le echan leche (¡gracias al cielo!), licúan la cebolla, y esto le da una contextura agradable; también me gustó el notorio sabor de pimienta que llevaba. Fue una sopita definitivamente reconfortante.

 

Luego venían unos Tortellini carbonara por los que volvería mil veces. La pasta estaba muy al dente —sé que a algunos no les gusta esto, tal vez puedan decirlo cuando pidan—, con una salsa carbonara bien potente. Me hubiera gustado que tuviera más tocineta porque estaba increíble, carnosa y ahumadita.

 

 

Llegó el momento de probar el café Lavazza, que viene en distintas cápsulas que el mesero amablemente nos describió con detalle. Probamos tres diferentes —Dolce, Tierra y Amabile (3.500 cada una)—: me parecieron bebidas con carácter y que cada una se distinguía de la otra. También pedimos un Cappuccino (5.000) porque queríamos ver el Arte Latte que realizan allí.

 

El café ameritaba ser acompañado por postres y, como estábamos bien antojados, pedimos tres. Uno de ellos fueron los profiteroles que, estaban un poco secos pero tenían una crema rica y aterciopelada. Otro fue el Baba al rum, un bizcochito remojado en ron. Aunque la masa estuviera húmeda, se percibía perfecto su textura, aireada y elástica. La crema le iba bien y el ron Diplomático Reserva lo convertía en un postre muy selecto. También conocimos el Tiramisú original de Lavazza (13.000), con una torta insuperable bañada en espresso y un poco de licor, que armonizaba impecablemente con la crema dulce. A mí jamás me había gustado un tiramisú en la vida y les digo que este vale la pena.

 

 

No nos aguantamos las ganas y, antes de irnos, pedimos el Gelloccino (5.000), un espresso frío con una capa de crema espesa y dulce. Me pareció una bebida majestuosa pues la idea es que, al tomarlo, se mezclen ambas cosas logrando una combinación balanceada.

 

 

Più me encantó por su ambiente atractivo y comida sencilla, bien hecha. Delicioso para ir a tomarse un café por la tarde o —este será mi próximo plan—un coctel por la noche.

 

Calificaciones de los otros comensales

G: 5

 

Please reload