La valoración

Califico mi experiencia personal  de 1 a 5 en cuanto a comida, servicio, a mbiente  y relación costo/beneficio 

¡Ya saben una palabra en sueco!

Nota: este restaurante cerró en mayo de 2017.

 

Köttbullar

La Macarena y Usaquén

Calle 120A #5-61 
Calle 26C #3-05 

Albóndigas
 

La sazón: 4,6

La atención: 4,6 

La ambientación: 3,5

La relación costo/beneficio: 4,5
 

Precio promedio por persona:  18 - 30 mil
 

Es probable que un restaurante donde solo hay albóndigas suene bastante simple, pero Köttbullar no se queda corto: aquí las combinaciones son infinitas (bueno, no infinitas, pero sí más de mil trescientas, las conté). La dinámica es esta: se pide el tipo de carne, la salsa, si se desea en sánduche el tipo de pan y queso, y los acompañamientos.
 

En el local de Usaquén, la decoración es linda y hipster, de ladrillo con cuadritos pop-minimal, platos y ¡un baño con papel tapiz de flamingos! Mientras Ñ y yo esperábamos, el mesero nos ofreció cerveza artesanal que, si mal no recuerdo, era la Moonshine amber ale (7.000), efervescente, fresca y acidita (además de venir en un vaso gigantesco).

 

Antes de entrar en materia… ¡mi sueño se volvió realidad! Apenas nos sentamos, nos trajeron agua gratis (como debe ser) y fría en botellitas reutilizadas, además de un adictivo snack de garbanzos picantes que abren mucho el apetito.

 

Ñ y yo pedimos Albóndigas de res con salsa Álvaro (x5=18.000), espinacas braseadas (7.500) y lentejas al curry (14.000): se nota que las albóndigas las hacen en el momento  en el que uno las pide y, aunque la salsa era un poco pesada, combinaba muy bien. Menos mal  venían con esas lechuguitas que aportaban algo de suavidad. Las espinacas no me mataron, seguro porque el plato no se veía apetitoso y el precio no concordaba con el producto. En cambio, las lentejas estaban buenísimas, el curry les daba mucha fuerza pero sin quitarles su carácter casero.

Lee también: Tres Bastardos con gloria

C pidió el Especial de la semana de cinco albóndigas (18.000) que para mí, fue el mejor plato: tenía una salsa con cebolla, tomate y zuchinni de gran sabor y muy consistente, y la carne de cerdo estaba súper tierna. También pidió una ensalada confitada (7.500) porque el mesero dijo que era como una cole slaw: falso, era más una ensalada tropical que no le gustó a nadie. A ordenó cinco albóndigas vegetarianas, de falafel y quinoa con salsa estroganoff (18.000) y un Risotto de maíz (14.000). Las albóndigas me parecieron un buen plato vegetariano, aunque la textura es un poco esponjosa (como de ponqué) para ser una albóndiga: la salsa estaba exquisita, pero creo que a estas albóndigas en espercial les iría mejor el suero o la salsa Álvaro. El Risotto no lo pidan, es un costoso arroz mojadito y sin sabor.

 

Con el tiempo, los problemas empezaron a aparecer. No sé si fue solo ese día (estaba haciendo mucho sol y calor), o si esto pasa en general, pero había MUCHOS mosquitos. Además de molesto –todos los comensales manoteaban al aire cada cinco segundos tratando de defender su comida– creo que tampoco es salubre. Cuando le contamos al mesero, trajo una velita que sirvió de poco y el restaurante se disculpó regalándonos unas trufas de chocolate increíbles, sutiles, exquisitas. En un momento, C y A no pudieron más y salieron, mientras Ñ y yo terminábamos nuestra cerveza y pagábamos.

 

Les prometo que si ya arreglaron el problemita de los mosquitos, es un lugar al que deberían ir. Creo que en Bogotá hacen falta más restaurantes especializados, como este. Así que apoyémoslo.

 

Calificaciones de los otros comensales

A: 4

Ñ: 4,5

C: 3

 

Tips viejecitos

  • El restaurante publica en Facebook su especial de la semana continuamente, por si quieren saber cuál es antes de ir.

  • Hay albóndigas vegetarianas, ¡pueden invitar a sus amigos herbívoros!

  • Nosotros no pudimos con todo lo que pedimos: si tienen un apetito promedio, les aconsejo pedir las cinco albóndigas solas o tres (15.000) con acompañamiento.

  • También venden albóndigas por unidad (5.000) y con pan (6.000).

  • Díganle al mesero que les recomiende una cervecita: tienen variedad (Murphy’s, La Trappe, Delirium, etc.) que van de 7 a 20 mil pesos.

Please reload